¿Qué es The Sandbox?

Ahora que está tan de moda el término “metaverso”, pareciera que muchos estudios quisieran lanzar el suyo. Sin embargo, ya existían algunos antes de que Facebook y Epic Games pusieran de modo el término.

The Sandbox es uno de estos, un título derivado de “Sandbox”, el primer juego de Pixowl Games que se estrenó en 2012. Esta versión, con gráficos en 3D y un ecosistema cripto enorme, es uno de los proyectos con mayor proyección para los próximos años.

No solo ofrece una experiencia inmersiva y única, sino que además ofrece mecánicas “play-to-earn” que dan lugar a una comunidad centrada en NFTs y en la diversión de crear casi cualquier experiencia dentro de un videojuego.

The Sandbox

Es posible llamar “juego NFT” a The Sandbox, sin embargo, sería como llamar “novela” a una revista de viaje. Aunque el juego ciertamente se compone de “Lands” (tierras) y “assets” (objetos) que son NFTs, la combinación termina generando un mundo digital muy especial y personalizable.

Las tierras son los NFTs que necesita cada jugador para empezar a construir lo que quiera. Dentro de estas parcelas, pueden ser de diferentes tamaños, los jugadores pueden crear objetos en forma de animales, autos, casas, personajes e incluso videojuegos.

Así es, The Sandbox ofrece una experiencia que da control a algunos jugadores llamados “game makers” para crear experiencias propias dentro The Sandbox e incluso cobrar por ellas. Así que, “además de un videojuego NFT play-to-earn”, The Sandbox es una

plataforma de apoyo creativa. Y toda basada en la blockchain de Ethereum ya que tanto los NFTs como el token nativo ($SAND) funcionan gracias a esta red.

¿Qué puedo hacer en The Sandbox?

La experiencia jugable de The Sandbox es muy amplia, puedes ser un mero jugador. Vivir las experiencias que el estudio preparó para todos o visitar las creadas por otros jugadores, algunas serán gratuitas y otras requerirán un pago.

Pero lo cierto es que podrás disfrutar de este juego (en PC con Windows 10) como cualquier otro, hay más de 160.000 Lands disponibles y la gran mayoría se pueden visitar sin problema. El juego alienta la interacción, por lo que también puedes socializar y hacer amigos.

Por otro lado, puedes ser un creador. Si pagas por una Land, ese espacio será tuyo. Al ser un NFT sobre la red de Ethereum, nadie puede quitártelo, tienes los derechos sobre ese lugar y ahora eres libre de hacer lo que quieras allí.

Luego podrás ir al marketplace y buscar todo tipo de objetos o descargar el programa Game Maker de la misma web de The Sandbox para personalizar tu espacio.

 ¿Cómo se gana dinero en The Sandbox?

Los creadores pueden optar por crear una experiencia jugable en su Land y empezar a monetizarla. Primero debes pasar por un filtro, la propia comunidad. Si tu espacio prueba ser un lugar más que bueno, se te concederá el estado de “creador” y tendrás varios beneficios.

Por ejemplo, al crear un asset (objeto) podrás elegir qué tantos de esos quieres que existan en el juego y cuántos atributos tiene. Por ejemplo, una espada mágica puede crearse con sólo 10 copias iguales y ponerse a la venta. Queda de tu parte cómo hacer que esta espada sea más especial que otras.

También hay otros métodos más tradicionales: comprar una Land, mejorarla, llenarla de vida con objetos, decoraciones, edificaciones, personajes. Todo esto con el programa Game Maker. Al final puedes vender la parcela con todo lo creado y generar ganancias ya que la Land vale más que la suma de sus partes.

Vale acotar que aquellos jugadores que no crean también pueden ganar dinero tan solo participando en eventos, visitando Lands ajenas con recompensas y formando parte de la comunidad.

Por último, debes saber que hay maneras de hacer staking con el token $SAND, Binance es el lugar más conocido para hacerlo pero Pixowl ha prometido otros espacios más cercanos al videojuego.

Hacer staking te permite formar parte de la red $SAND al bloquear tus fondos a cambio de una recompensa anual en criptomonedas. Por lo tanto, The Sandbox también es una fuente de dinero para quien sepa aprovecharlo.

¿Quiénes son los creadores de The Sandbox?

Detrás de Sandbox está Pixowl Games, una desarrolladora estadounidense que se ha expandido desde su paso a la blockchain. La empresa la fundó Arthur Madrid en 2011 y solo un año después lanzaba Sandbox (su primera versión).

El título consiguió 40 millones de descargas en móviles en 2017 y varias colaboraciones con franquicias conocidas. El proyecto que conocemos hoy como The Sandbox, se anunció como Sandbox 3D en 2018 y se estrenaría poco después.

Desde entonces el estudio y su juego han crecido muchísimo. Su hoja de ruta es alentadora, hace pocos días terminó su “alfa” en la que recompensaba a algunos jugadores con más de 4000 $SAND y 3 NFTs únicos.

Y prometen más temporadas con mecánicas Play-to-earn para 2022.

En la página web también podemos ver algo de información de los desarrolladores. Nos referimos a sus fotografías y sus puestos. Pixowl es uno de los estudios más profesionales dentro del cripto gaming y se nota bastante.

Y es que el proyecto es longevo, este año la franquicia cumplió una década, por lo que la salud del proyecto parece en gran estado.

Además, en caso de que el jugador necesite contactar a los desarrolladores, la compañía creó un perfil en Telegram (español) y una cuenta de Discord. 

¿Cómo comienzo a jugar en The Sandbox? 

Para ser un jugador solo debes descargar el cliente del juego, puedes descargarlo desde su página oficial y tendrás casi todo el trabajo hecho.

El título requiere que tengas una wallet. Si no tienes Metamask tendrás que elegir otro método de identificación y en todos terminas con una dirección de $SANDs.

Luego de crear la cuenta puedes iniciar sesión en el juego y comenzarás en el hub inicial. En este lugar verás NFTs en forma de piezas de arte creados por otros jugadores, además de lugares promocionales para algunos patrocinadores del juego como The Walking Dead o Snoop Dog.

Es recomendable estar atentos a los mensajes de los personajes, muchas veces te revelan datos de un evento con premios o de lugares que deberías visitar.

A todo esto hay que mencionar que es un título 3D con gráficos sencillos y una cámara en tercera persona. A muchos les recordará a Roblox, e incluso a Minecraft, pero recordemos que la economía de The Sandbox es única en su género porque corre sobre una blockchain.

Los creadores son el centro de la experiencia

Ahora bien, como creador necesitarás Lands y $SAND. Deberás seguir los mismos pasos que un jugador normal, pero también tendrás que comprar un pedazo tierra en el marketplace y $SAND para comprar objetos o crearlos de forma limitada para tu Land.

Las Land se venden en Ethereum, mientras que el resto de activos se venden en $SAND y puedes almacenar ambas criptomonedas dentro de MetaMask.

Creadores al poder

Para poder crear tus mundos y experiencias en tu Land deberás descargar Game Maker. Si visitas el mapa, no solo verás que Binance y Snoop Dog tienen grandes espacios de Land, sino que también hay algunos lugares disponibles.

Si eliges cualquier Land se te ofrecerá descargar el programa complementario que se estrenó hace más de un año. De acuerdo con la web, podrás modificar tu Land como quieras y mantendrás derecho total sobre los NFTs que crees sobre la blockchain.

Obviamente no todos somos desarrolladores de videojuegos así que Game Maker te dará algunas ideas y plantillas para ayudarte a lo que básicamente es diseñar un nivel de videojuego.

La herramienta ofrece tres niveles de complejidad: básico, avanzado y experto. La primera ofrece plantillas, la segunda tiene elementos más personalizados además de las plantillas. Por último, la versión para expertos te permite cambiar la propia jugabilidad y comportamiento de todos los elementos.

Por último, los poseedores de Land y $SAND participan en la gobernanza de The Sandbox. De hecho, Pixowl estrenará una DAO (Organización autónoma descentralizada) en 2022, y todos los integrantes que posean tokens del juego podrán votar y decidir sobre el futuro del título.

¿Cómo se compran $SAND y Land?

Para empezar a comprar se necesita una wallet, The Sandbox recomienda MetaMask. Esta se enlaza a tu cuenta en el juego y es la que asegura tus activos. (La cuenta y la wallet no se pueden desligar en el futuro, así que guarda tu clave y ten cuidado).

Luego puedes comprar Sand en varios exchanges (Binance, Simplex, Huobi, Upbit, Poloniex, Uniswap), su precio actual ronda los 5 dólares. Una vez la tengas, deberás enviarla a tu wallet del juego, la puedes conseguir en la web debajo de la sección “profile” en la esquina superior derecha.

Cuando recibas el dinero en tu wallet ligada al juego, ya podrás comprar objetos o crearlos para que sean únicos en la plataforma.

Por su parte, las Land se compran en OpenSea, un marketplace aliado de The Sandbox. Debes saber que la Land más pequeña cuesta 3 ethereum. La segunda cripto más grande del mundo vale, al momento de escribir esto, algo más de 4000 dólares. Por lo que tu propio espacio en el metaverso costará algo más de 12.000 dólares.

También se puede comprar con MetaMask, así que debes depositar la cantidad necesaria en tu wallet y luego comprarla en OpenSea.

¿Es rentable CryptoBomb?

Sandbox es un play-to-earn, pero es algo difícil verlo como solo eso. La respuesta es que sí es rentable, de hecho, su comunidad cuenta con millones de jugadores y el proyecto sólo sabe moverse hacia arriba.

No obstante, no es un play-to-earn tan sencillo como otros de los que hemos hablado. La capacidad de ganar dinero sin ser creador se resumirá cuando los desarrolladores estrenen las “temporadas” en enero del 2022.

Solo entonces sabremos si estos eventos valen la pena. Para que te hagas una idea, la primera pretemporada requería un pago de 1.5 ethereum (6000 dólares). Si completaste las misiones conseguías 1000 $SAND (4500 dólares) y 3 NFTs únicos.

Es probable que esos NFTs valgan mucho en el futuro, así que son una inversión a futuro.

Por otro lado, la rentabilidad como creador es distinta, depende del valor creativo que ofrezcas en tus tierras.

Si tomamos en cuenta que las Land no se han devaluado, siempre puedes tener en cuenta que si compras una ahora y la vendes después con adiciones, podrás venderla por mucho más.

Así que parece que la mejor rentabilidad aparece para los que “trabajan su tierra”, algo esperable y lógico, dicho sea de paso.

¿Cuánto se debe invertir para entrar en The Sandbox?

La inversión mínima es 0 dólares, puedes jugar gratis y estar atento a posibles eventos de la comunidad para conseguir tokens. No obstante, como ya dijimos, la “salsa” del juego está en las Land y estás cuestan 3 ethereum.

Ahora mismo hay algunas en oferta por 2.5 en OpenSea, este tipo de ofertas disminuyen el precio hasta los 10.000 dólares y son ocasionales, es bueno tenerlo en cuenta.

¿Cuáles son los beneficios del token $SAND?

La moneda pasó de 0,7 dólares a 4,5 en poco menos de un año. Además tiene una capitalización de mercado que supera los 4.500 millones de dólares, es una moneda fuerte que pertenece a un ecosistema también muy fuerte.

Por lo tanto, es una buena moneda que tener a la mano, parece poco probable que pierda su valor viendo los planes del estudio.

Estos son los elementos más importantes que componen The Sandbox, uno de los videojuegos más prometedores de los últimos años. El proyecto ha crecido como la espuma y pasó de los gráficos 2D al 3D, y de ahí a la blockchain con un marketplace enorme.

Por lo tanto, se vislumbra un futuro prometedor para este play-to-earn que ya se ve como un metaverso y no piensa parar hasta que lo sepan todos.



Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas) View more
Cookies settings
Aceptar
Rechazar
POLÍTICA DE COOKIES
Privacy & Cookies policy
Cookie name Active
En esta web se utilizan cookies de terceros y propias para conseguir que tengas una mejor experiencia de navegación, puedas compartir contenido en redes sociales y para que podamos obtener estadísticas de los usuarios. Puedes evitar la descarga de cookies a través de la configuración de tu navegador, evitando que las cookies se almacenen en su dispositivo. Como propietario de este sitio web, te comunico que no utilizamos ninguna información personal procedente de cookies, tan sólo realizamos estadísticas generales de visitas que no suponen ninguna información personal. Es muy importante que leas la presente política de cookies y comprendas que, si continúas navegando, consideraremos que aceptas su uso. Según los términos incluidos en el artículo 22.2 de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, si continúas navegando, estarás prestando tu consentimiento para el empleo de los referidos mecanismos.
Save settings
Cookies settings