MiT Labs

Staking, el futuro de las criptomonedas.

Staking

Tabla de contenidos

Antes de hablar del staking es importante mencionar que la llegada de los criptoactivos se oficializó en 2009 cuando Bitcoin se estrenó como el primer activo descentralizado. El whitepaper de esta moneda era incomprensible para muchas personas en aquella época. Se hablaba de transacciones entre pares, de minería, Prueba de trabajo y otros términos que no se usaban con frecuencia.

Adiós a la minería

Mucho ha llovido desde entonces y ahora se habla con más soltura de estos temas, de hecho ya estamos migrando nuestra manera de entender este mundo de la famosa Proof-of-Work (Prueba de trabajo) a la Proof-of-Stake (Prueba de participación).

La llegada de la PoS significa el siguiente paso para las criptomonedas, el adiós a la minería como método principal de incentivos y quizá el elemento que hacía falta para que comience la adopción generalizada de la blockchain

La evolución esperada/ Staking

Para entender por qué le decimos adiós a la minería primero debemos entender por qué existe. Ahora mismo existen más de 10.000 criptomonedas en el ecosistema y solo un puñado siguen usando la minería y la Prueba de trabajo como consenso de seguridad. 

Lo que sucede es que son las dos más grandes, bitcoin y ethereum, las que lo usan. Y estas siguen siendo muy influyentes sobre el resto. Estos proyectos usan el consenso de Prueba de trabajo para garantizar la seguridad de sus transacciones y la red, por lo la minería es una parte central de su funcionamiento.

Cada minero representa una capa más de seguridad para la red, estos comprueban que cada transacción sea legítima. Por lo que básicamente los mineros, usando su poder computacional, son la barrera que protege a bitcoin, ethereum, litecoin y otras criptos de los hackers.

Staking

El problema de este consenso es que requiere que el minero tenga una computadora con un procesador potente o un ASIC instalado en su PC. Además las emisiones de carbono son considerables y dan una imagen de “elemento contaminante” a las criptomonedas, a pesar de que la mayoría usan otro consenso.

En este contexto se propuso un nuevo consenso conocido como Proof Of Stake, en vez de requerir que haya un “trabajo” (la minería), este prueba exige la participación de los inversores para poder garantizar la seguridad de la red.

La participación se asegura comprando los tokens nativos de esa red y bloqueándolos dentro de esta mediante un proceso llamado “staking”. Mientras mayor sea el stake de criptos, mayores ganancias generará a los dueños de ese stake.

Por ejemplo, si un proyecto ha emitido 1.000.000 de tokens, se espera que los desarrolladores y stakers posean más de la mitad de estas. De esta manera, si alguien planea hackear su blockchain y robar tokens, deberá poseer más criptos que todos los demás participantes juntos.

Staking

Prueba de trabajo Vs. Prueba de Participación.

Además, cada staker es también un “validador” de transacciones, mientras más tokens posea más veces podrá ocupar ese papel tan importante de verificar lo que sucede en cada interacción entre usuarios. Por esta tarea también recibe una recompensa, justo como los mineros la recibían por usar su poder computacional.

La gran ventaja de la Proof Of Stake es que no requiere de hardware potente, puedes hacer staking a través de cualquier PC o smartphone con internet. Es un proceso de solos unos clics y no requiere intervención posterior de tu parte (salvo excepciones)

Ganancias pasivas

Por lo tanto, el staking es realmente el futuro de este sector, la capacidad de generar ganancias pasivas sin tener que construir granjas de minería es una gran ventaja. Además, este proceso es muy accesible y está presente en grandes plataformas como Binance, exchanges centralizados, y en otras descentralizadas como Anchor Protocol.

Lo primero que debes tomar en cuenta es el valor de las tasas APY o APR. Esta es la tasa de rendimientos que genera un token por hacer un staking con ella. Los números suelen estar entre el 5% y el 30%, aunque hay otras que dan mucho más.

Por ejemplo, si en Binance se ofrece un staking de 180 días con MATIC con un APY del 15%. Significa que si haces un stake con 100 tokens MATIC recibirás 7,5 tokens al final de esos 180 días. Dados los valores de MATIC hoy día (1,6 dólares), generarías unos 11 dólares simplemente por tener tu dinero guardado.

Staking

Las tasas APY y APR son anuales, por lo que hacer stake con 100 tokens con una tasa del 15% te generará 15 tokens más al año. Con algunas cripto estas son unos pocos dólares, mientras que en otras es mucho más, sobre todo si aumentan su valor.

Lo segundo que debes tomar en cuenta es que puedes hacer stake en todas las criptomonedas que quieras. Por lo que si generas 20 dólares con una, 15 dólares con otra y 10 con otra, habrás ganado 45 dólares de manera pasiva.

Y, claro, si en vez de invertir 100 dólares, inviertes 1000 el porcentaje se ve afectado positivamente y generarás mucho más dinero.

Es recomendable comenzar a investigar sobre los tokens con los que puedes hacer staking y qué proyectos parecen bien encaminados. Hacer un stake con esos parece una gran opción ahora mismo y en el futuro próximo.

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas) View more
Cookies settings
Aceptar
Rechazar
POLÍTICA DE COOKIES
Privacy & Cookies policy
Cookie name Active
En esta web se utilizan cookies de terceros y propias para conseguir que tengas una mejor experiencia de navegación, puedas compartir contenido en redes sociales y para que podamos obtener estadísticas de los usuarios. Puedes evitar la descarga de cookies a través de la configuración de tu navegador, evitando que las cookies se almacenen en su dispositivo. Como propietario de este sitio web, te comunico que no utilizamos ninguna información personal procedente de cookies, tan sólo realizamos estadísticas generales de visitas que no suponen ninguna información personal. Es muy importante que leas la presente política de cookies y comprendas que, si continúas navegando, consideraremos que aceptas su uso. Según los términos incluidos en el artículo 22.2 de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, si continúas navegando, estarás prestando tu consentimiento para el empleo de los referidos mecanismos.
Save settings
Cookies settings